domingo, mayo 29, 2005

DEL TECHO DEL MUNDO A LAS PROFUNDIDADES

Image hosted by Photobucket.com

A los que nos gusta el cine, podemos recordar con cariño y emoción ciertas películas que vimos de chicos en las salas cinematográficas. Muchos recordamos, por ejemplo, la Guerra de las Galaxias y la profunda huella que dejó en nosotros y en nuestra imaginación. Pero por supuesto, no es la única. Cuando vi la versión animada del Señor de los Anillos, dirigida por Ralph Bakshi, una noche de navidad por la televisión, supe que eso era lo que yo había estado buscando toda mi vida (que no había sido mucha hasta entonces, realmente). Pero antes de todo aquello, ya otra película logró inflamar mi imaginación como si fuera una caldera.

Cuando entre a la sala de cine a ver LA ISLA EN LA CIMA DEL MUNDO (Robert Stevenson, 1974) realmente no sabia que esperar. Sabía que era una película de Disney y que era de aventuras, pero hasta ahí. Fue mi papá quien me llevó a verla y cuando comenzó supe de inmediato que no iba a ser como las demás. Se los juro. Tengo ojo para eso.

Y cuando vi el dirigible…

La impresión que dejo en mi LA ISLA EN LA CIMA… es imborrable. La película tenía paisajes sorprendentes, escenas de acción trepidante, efectos especiales insuperables y un sentido de la maravilla que te hacia quedarte clavado en tu asiento. Son los albores del siglo XX y la historia trata sobre la desaparición del hijo de un Lord inglés y la expedición que este forma para encontrarlo en la cima del mundo: la antártica. Donald Ross, muchacho aventurero y caprichoso parte al misterio en busca de fortuna propia, y esa fortuna parece existir en una leyenda: El cementerio de las ballenas, situado en algún lugar mítico del norte helado. En la búsqueda, Donald desaparece y de su grupo solo sobrevive un hombre, un esquimal llamado Omiak.

El padre de Donald, un inglés de modales firmes y severos recibe un dato que tal vez pueda ayudarlo a descubrir el paradero de su hijo…o de su cadáver. Para encontrarlo decide formar una expedición y prácticamente secuestra a quien será su guía, un historiador norteamericano, el profesor John Ivarsson. En su viaje lo acompañaran también un intrépido francés , el Capitán Brieux y otro “invitado” al estilo secuestro, el único sobreviviente de la aventura anterior: Omiak el esquimal. Todos juntos, a bordo de un dirigible toman dirección al polo norte y al misterioso Cementerio de las Ballenas, solo para descubrir que existe algo más sorprendente y maravilloso perdido en los eternos hielos del norte: Una isla olvidada por el tiempo y habitada nada menos y nada más que por…¡Vikingos!

Image hosted by Photobucket.com

La aventura se torna cada vez más peligrosa: Tormentas repentinas, ataques vikingos, explosiones volcánicas, cavernas de hielo e inundaciones, orcas asesinas…

Cuando acabe de ver esa película tenía los ojos poco menos que cuadrados.

En esa época, no había aún DVD, así que uno tenía que hacerse a la idea de que tal vez, con suerte, pudieras llegar a verla de nuevo en televisión, después de muchos años. Pero no fue así. Después la volvieron a re-estrenar en cine y la fui a ver 3 veces por mi cuenta. La primera de ellas me acompaño de nuevo mi papá.

La película tiene cierto aire “Verniano” que viene a colación con lo que les comentaré más tarde, sin embargo esta basado en un libro moderno escrito en 1970 por Ian Cameron: The Lost Ones (algo así como La Raza Perdida). La novela y la película ocurren en tiempos muy disipares. Mientras la novela ocurre en los 60’s y hay barcos con motor y helicópteros, la película transcurre en los primeros años del siglo XX, un sigo que promete maravillas tecnológicas y científicas, como el dirigible. La versión de Disney es tal vez más atractiva que la del mismo autor, pero al libro tampoco le faltan meritos. El libro ya es pieza de colección. Es muy difícil de encontrar.

Image hosted by Photobucket.com


La película también lo era. Hasta hoy que ya puede adquirirse en DVD, por desgracia, solo en los Estados Unidos. Pero estamos seguros que pronto la traerán de nuevo a México en una versión remasterizada.

Yo que ustedes, no me lo perdería.

Image hosted by Photobucket.com

Quise hacer el comentario de esta película, porque hoy pudimos adquirir a un precio muy bajo un verdadero clásico del cine de aventuras. Tiene que ver mucho con la anterior. Las dos son de Disney, las dos son de corte “Verniano” ( y esta con más razón) y las dos tienen una fotografía increíble. Me refiero a 20,000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO (Richard Fleisher, 1954), la sorprendente película basada en la obra de Julio Gabriel Verne e interpretada por James Mason (en el papel del Capitan Nemo) y Kira Douglas (interpretando al arponero Ned Land).

El DVD llega a México en una colección de Disney a un precio realmente bajo. Bueno realmente no tanto. La edición norteamericana es de 2 discos con material extra a lo bestia. La edición mexicana es de un solo disco y aunque tiene extras muy buenos, la primera edición tiene más. El DVD incluye la película remasterizada en Widescreen, una visita guiada por el interior del Nautilus, una escena que se creía perdida y que no le gustó a Disney cuando se la presentaron: Es la lucha del calamar gigante contra el capitán Nemo, solo que esta ocurre al atardecer y no en la noche en medio de una tormenta. En el disco viene con el nombre de “Tesoros Perdidos”. Trae también un mini documental sobre los calamares gigantes en México (los calamares Humboldt) con la suficiente dosis de morbo para mantenerte pegado al televisor. Cuenta también con un programa promocional de la película que fue presentado por Kira Douglas y Meter Lorre, ””Monstruos de las Profundidades”, y finalmente el documental llamado “Julio Verne y Walt Disney: Exploradores de la imaginación” que entre todas sus sorpresas entrevista a tres luminarias de la ciencia ficción: Samuel Delany, Gregory Benford y Forrest J. Ackerman.

El DVD vale la pena así que no hay que perderselo.


Image hosted by Photobucket.com

20,000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO Dir. Richard Fleisher 1954
Puedes conseguirlo en Mister CD en la colección que celebra los 50 años de Disneylandia "Walt Disney Colección Familia" a $135.00 pesos. Lo más interesante es que también sacaron La Familia Robinson, La Montaña Embrujada y muchas otras más.

2 comentarios:

dark angel dijo...

Muy buenas reseñas.
En lo referente a la isla en la cima..... me he cansado de buscarla por todos lados espero pronto encontrarla. Me hace recordar cosas de mi infancia.

Pastra García dijo...

Hahaha, a mi me pasó lo mismo con esa peli, mi padre me llevó a verla y nunca habia vuelto a escuchar de ella! es uno de mis mejores recuerdos del cine. saludos!