sábado, octubre 18, 2008

MAS NEGRO TODAVIA: DARK CITY, La versión del director

Hace poco acabo de ver y adquirir una nueva versión de una de mis películas favoritas: DARK CITY Alex Proyas, el mismo director de EL CUERVO (The Crow, 1994) y YO ROBOT (I, Robot, 2004) nos ofreció en 1998, pocos meses antes de la aparición de THE MATRIX, una sorprendente historia de memorias falsas, ciudades megaliticas y criaturas extrañas que si bien no se volvió un éxito en taquilla, el DVD lo convirtió en una película de culto.

Para mi desgracia, yo no vi DARK CITY en pantalla y no porque no me interesará sino porque cuando fui… ya la habían quitado. Mala suerte, porque cuando pude ver la película en la pantalla de mi televisión, supe que era de esas raras maravillas hechas realmente para cine.

Realizada con una imaginativa mezcla de elementos retro y de cine expresionista alemán, donde se combinan una serie de películas como EL GABINETE DEL DR. CALIGARI, METROPOLIS y NOSFERATU y fuera de ello también a BLADE RUNNER, BRAZIL y HELLRAISER; Dark City ofrecía no solo una interesante propuesta visual, sino que su mismo tema y trama era bastante atractiva para los amantes de la ciencia ficción.

Proyas achaca parte del fracaso a que, por desgracia, la promoción de la película no fue enfocada al mercado para el que estaba pensado. New Line Cinema presento el proyecto más cercano al cine de horror que al cine de ciencia ficción, así que cuando los espectadores fueron a ver el filme no se encontraron precisamente con lo que esperaban. Aparte, tampoco hubo mucha promoción y de eso yo me acuerdo. Los productores, además, lo obligaron a incluir al principio de la película una introducción con voz en off cuya intención era más o menos situar al espectador con lo que podría estar sucediendo en la película, cuestión que los fans siempre le criticamos al filme porque arrebataba a la película parte del aire de misterio que debía envolverla.

Otro problema que siempre le vi yo, era el ritmo. En lo particular, siempre pensé que DARK CITY hubiera funcionado mejor como miniserie, pues la trama podría haberse desarrollado mucho mejor, extendiendo y dando poco a poco indicios de lo que realmente ocurría detrás. Siendo justos y aunque fuera una película que me gustaba, tenía que aceptar que estaba muy lejos de ser una película redonda. Incluso, me compre el libro (el Tie-In de la película) esperando encontrar aspectos nuevos e interesantes que cubrieran todo el montón de agujeros que acabe encontrando en la trama. Por desgracia, la novela de Frank Lauria, basada en el guion de Proyas, Dobbs y Goyer esta tan apegado al filme que no ofrece nada, pero nada nuevo más allá de un prologo mucho más detallado que el del filme lo que echa a perder - con más ganas y definitivamente – el misterio de la trama.

Pero hace poco, encontré algo interesante: una versión del director de la película. El DVD de DARK CITY: The Director´s Cut ofrecía el comentario expandido del director, junto con el del critico Roger Ebert y los escritores Dobbs y Goyer. Tres interesante y largos documentales que van desde el Making Off, hasta análisis del film por estudiosos del cine, fotografías de la producción y el corto de la película. Además, regala una copia digital que se pueden bajar directamente de internet, solo que restringida, ya que solamente pueden accesar a ella los habitantes de la Unión Americana.

Los documentales están bastante bien, ofrecen mucha información sobre el proceso del filme (desde la pre-producción hasta la post-producción) y del guión. Los problemas de conseguir financiamiento, el problema de la introducción indeseable, las investigaciones de mercado y las influencias del filme, además de las visiones teóricas de cinco investigadores cinematográficos sobre la película, lo vuelven un producto bastante deseable.

Pero ¿qué de nuevo e interesante puede tener el filme en sí? Realmente de 96 minutos a 111 no de nuevo metraje, no parecen hacer una gran diferencia (o sea, 15 minutos más, ¿que tanto nos pueden ofrecer?). Sin embargo, esos 15 minutos y la supresión de la introducción nefasta si ofrecen – para nuestra sorpresa – una buena diferencia. Conocemos un poco más de la vida de la segunda prostituta asesinada (una superguapisima y supersexisima Melissa George) quien tiene una niña y algunos detalles que aclaran varios puntos de la película. Podríamos decir que realmente, esta versión del director, es lo que él quería de la película y no un simple capricho comercial, como ocurrió, pienso yo, con la versión definitiva de BLADE RUNNER que aunque le suma nuevas cosas al filme, le resta fuerza simbólica.

DARK CITY : La versión del Director a lo mejor es de esos trabajos que podemos señalar como “apto para sus ñoños” pero la gran cantidad de material que incluye, vaya que vale la pena.

1 comentario:

Sociópata Antropófaga dijo...

a mi casi no me gusto porque era muy lenta y no tan verosimil
me crei mas matrix x)