domingo, octubre 26, 2008

LOST IN TRASLATION: KWAIDAN y EN EL JAPON ESPECTRAL de Lafcadio Hern


Si les gustan las películas orientales de horror creo que hay un nombre que deberían conocer: Lafcadio Hern. Y no, no se trata de ningún nuevo director de filmes de fantasmas con cabello negro largo, húmedo y enmarañado como telaraña.
Patricio Lafcadio Tessima Carlos Hern nació el 27 de junio de 1850 en la isla jónica de Laucadia, y fue hijo de padre anglo-irlandés y madre griega. Su profesión fue la de periodista y articulista, pero azares del destino lo llevaron a enseñar inglés en Japón después de que la revista Harper´s lo enviara a aquel país a escribir una serie de ensayos. Hern quedó maravillado con el país del sol naciente, con su gente, sus costumbres, su espiritualidad y por supuesto, con sus tétricas historias de fantasmas, espíritus y duendes.
Hern acabó casándose con una japonesa y cambiando su nombre al de Koizumi Yakumo. En todo su tiempo habitando en el país, Hern logró recopilar una buena cantidad de historias y postales literarias del Japón que lo llevaron a construir varios libros. El más famoso de ellos, KWAIDAN (palabra en japonés para Cuentos Fantásticos) está completamente dedicado a los relatos espectrales más tradicionales de la isla. Y vaya que lo son. Fantasmas vengadores, samuráis hechizados, casas encantadas, sueños que son una vida, y espectros sin rostro son solo una pequeña parte de esta colección de relatos fantásticos y horrorificos. Aquí podemos encontrar LA MUJER DE NIEVE, la historia de un joven atrapado por una tormenta y de una mujer tan pálida como el hielo que resulta una especie de versión japonesa de todos aquellos cuentos del marido que rompe una promesa a su esposa, descubriendo un sorprendente secreto. Se encuentra también la historia de la familia que recibe en su casa a un samurái, sin saber este que son monstruosos espectros que devoran carne humana y pueden separar su cabeza de sus cuerpos.
KWAIDAN (al menos la edición de Alianza Editorial) la conforman 17 cuentos junto con dos ensayos sobre insectos y su simbolismo en Japón.
No importa que Hern haya sido extranjero, los japoneses lo consideran como suyo, y sus libros parte importante de su acervo cultural. De KWAIDAN, por ejemplo, existe una película dirigida por Masaki Kobayashi en 1964. Conformada por una fotografía preciosa, unos colores sorprendentes y actuaciones verdaderamente magistrales enmarcados en un estilo teatral, Kobayashi recrea cuatro cuentos del libro: EL CABELLO NEGRO, una imagen que ya resultaba icónica en el horror japonés desde mucho antes de aparecer el cine; HOISHI EL DESOREJADO, sobre un chico ciego y sus misteriosos viajes a un cementerio olvidado donde toca para un público de ultratumba, música en su biwa (instrumento japonés parecido a un laúd); LA MUJER DE NIEVE, que ya comentábamos anteriormente y finalmente EN UNA COPA DE TE, una historia de un misterioso rostro reflejado en una taza de té y la maldición que esta otorga.
KWAIDAN de Kobayashi obtuvo montón de menciones y premios en el extranjero, pero extrañamente, en su país es ciertamente señalada como una película de horror japonés para turistas. Algo así como la idealización artística de lo que Japón representa para los extranjeros y no como un reflejo cultural genuino. No importa, la película es fenomenal.
El segundo libro de Hern que pueden conseguir en venta es EN EL JAPÓN ESPECTRAL, una serie de relatos, ensayos y memorias sobre el país y su espiritualidad. De hecho, y después de leer el tomo, uno puede darse cuenta de que la traducción está mal: el original se titula IN GHOSTLY JAPAN, donde “ghostly” ha sido erróneamente traducido como espectral y no como espiritual. Sin embargo, si buscan horror y fantasía en este libro también lo encontraran. Y de hecho, el relato más espantoso que le he leído a Hern proviene de aquí: Un Karma Pasional, la historia de una promesa no cumplida y dos fantasmas que regresan para hacerla cumplir. El relato es de verdadera pesadilla y los fantasmas de las dos chicas muertas están de verdadero horror. Seguro que debe existir alguna versión en cine.
Y no es el único relato. Incluye la historia (dicen que cierta) de un kimono maldito que incendió la mitad de Yedo, y una serie de interesantes ensayos que nos enseñan el lado mítico, espiritual y extraño del incienso, las huellas de buda, los proverbios budistas y la poesía japonesa llamada Haiuku, que siendo sinceros, yo siempre desprecie por parecerme algo tonta. Sin embargo este artículo me abrió los ojos a lo que el Haiuku debe realmente ser y ya entendí en una buena parte de su gran dimensión de lo que se trata y la dificultad que su realización conlleva. El chiste no es respetar solo un determinado número de silabas sino… bueno, no tiene caso que se los cuente yo si lo van a leer en el libro, pero lo que saque bien en claro es que no cualquier porquería de 17 silabas (5 - 7- 5) es un haiuku.
Así es que si de verdad les gusta el horror oriental, no pueden perderse estas dos preciosas colecciones de la Biblioteca de Fantasía y Terror de Alianza Editorial.

Y un regalito:
Por si les interesa, he dejado en el BOX de este blog (que encontraran en algun lugar de la barra derecha) 3 versiones electronicas de las obras de Lafcadio Hern: KWAIDAN, EN UNA ESTACIÓN DE TRENES, que es un relato original del autor y EN EL PAIS DE LOS DIOSES, un libro sobre sus viajes en Japón, que de hecho no he leido, pero que seguro leeré :)

1 comentario:

Sociópata Antropófaga dijo...

Ya lo leeei
buenisimo :) gracias por el link profe

aqui salas caballero reportandose!
sr yes sr
cambio y fuera

XD