lunes, octubre 01, 2007

HERMANO SOL: FRANCISCO DE ASIS, El Santo Que Quiso Ser Hombre


El fin de semana tuve la oportunidad de aventarme de un tirón, un interesante libro sobre uno de los personajes que más han llamado mi atención: Francisco de Asís. Con lo poco que conocía de su obra, en especial la leyenda alrededor de él, ya pensaba tener yo una imagen más o menos clara de Francisco. Pero estaba en un error.

FRANCISCO DE ASÍS El Santo que quiso ser hombre, es una biografía que nos muestra la vida y obra de Francisco bajo una perspectiva más realista, acorde a su época y circunstancias y no bajo el cariz sagrado de su estatus. Y lo que es mejor, presenta a los hombres que estuvieron alrededor de él, apoyándolo hombro con hombro, gente tan sorprendente como el mismo Francisco. Esa visión de esos hombres me permitió notar lo que yo pienso es la parte más importante de la vida de Francisco: su ministerio no era un imposible y el no era ningún hombre excepcional, ni un elegido de Dios. Dios no lo toco y lo hizo especial, simplemente, podríamos decir que lo llamó y el respondio… y no solo él, sino todos sus compañeros. El verdadero mensaje es que TODOS podemos ser como Francisco, pero no todos tenemos los pantalones para lograrlo. O no queremos tenerlos.

Donald Spoto, biógrafo de prestigio internacional, ha estudiado archivos hasta ahora inaccesible en Roma, Florencia, Asís y Grecchio y ha leído la correspondencia del santo, para situar a Francisco de Asís en el contexto político, social y eclesiástico de la Italia medieval. En un época de crisis de valores que necesita dar un sentido más profundo a la fe religiosa y precisa de una renovación social, donde nazca una conciencia del sufrimiento, la enfermedad y la pobreza ajenos, Francisco presenta una nueva lectura del Evangelio afín a estos deseos de cambio e introduce con ello una nueva actitud social que marcará un nuevo giro en la historia.

Esto es importante. Cuando acabe de leer el libro, pensé: Eso es lo que necesitamos ahora, ¡Un francisco! Pero inmediatamente me di cuenta del error. Todos esperemos que llegue un Mesías, un salvador que nos rescate, … o que haga por nosotros lo que NOSOTROS NO QUEREMOS HACER. La peor crisis de valores de esta época es la falta de compromiso, con causas, ideas y valores. Esperamos que sea OTRO el que lo logre por nosotros y esperamos que él nos guíe. Y efectivamente eso fue lo que ocurrió con el mismo Francisco. Todo mundo esperaba de él la tonsura de un líder que los llevara de la mano a la gracia prometida. Y fue exactamente lo que NO obtuvieron. El mismo Francisco se sentía mal, deprimido, por no estar a la altura de las circunstancias, por ver como algo que él había creado poco a poco se transformaba en todo aquello a lo que él había renunciado. Francisco ni siquiera buscaba fundar una orden. Esa nunca fue su intención y poco a poco, el juego de la política y el poder comenzaron tomar las riendas de la Orden de los Hermanos Menores. Esa seria la prueba de fuego de Francisco: ¿volverse un líder y retomar el control de los hermanos? Nada de eso, sino todo lo contrario: ¡renunciar a ello y aceptar así sus propias limitaciones!

Este libro de Donald Spoto no nos enseña que Francisco fue un gran hombre. Estamos en un error si no vemos lo que realmente nos muestra. El gran hombre podemos ser todos nosotros. Es nuestra dedición. Dios no nos tocará y nos dirá: ¡Eres Neo, salva al planeta, te doy todo mi poder! Dios no hace eso. La transformación interior no es cosa de un día, vaya, ni siquiera de años. A Francisco le llevo toda una vida y aún cerca de la muerte, estuvo enfrentándose a su miedo a perder la fe. El y todos sus compañeros.

Ahora, los franciscanos no son lo que eran antes y no podemos decir si eso es bueno o es malo. Simplemente es. Lo que si es cierto, es que el legado de Francisco ya va casi por los mil años y su mensaje y el mensaje de sus hermanos en Dios, no se olvida. Y si hay una orden donde estén los hombres más hombres de la iglesia, es ahí. No es por hacer menos a las demás ordenes, pero la historia nos ha mostrado que a donde los arriesgados llegaban primero, ahí había un Franciscano… y detrás de él, todos los demás.

Nota:

En algún otro post me gustaría hablar de Clara, la amiga de Francisco que fundo la orden de las Clarisas. No quiero hacer menos a Francisco, pero la vida de esta chica, inteligente y guapa es tan emociónate como la de su mentor espiritual. Su vida en medio de la política y la frivolidad que la iglesia en ese momento denostaba es un estira y afloja digno de una película de suspenso. Como en la mercadotecnia, Francisco es más famoso, porque “el que pega primero pega dos veces”, pero esta otra mujer esta prácticamente a su nivel. Pero de ella hablaremos, claro, otro día…

FRANCISCO DE ASÍS
El santo que quiso ser hombre

Donald Spoto
Byblos

5 comentarios:

eurindia dijo...

Hola, que buen comentario,ya estoy buscano el libro, gracias

Deckard dijo...

Me apunto el nombre del libro. Parece muy interesante.

Gabriel dijo...

Asi es mi estimado Deckard te recomiendo que consigas el libro y seguro que es facil de encontrar... aparte, ya viste el paqute de blade runner??? el de las 5 peliclas??

Fly studio Games dijo...

Muy buen comentario sobre el. Sabes quien tiene Gabriel otro buen comentario sobre el? G.K.Chesterton.

Hugo Jaimes dijo...

EXTRAORDINARIO libro!! Lo fui leyendo poco a poco, descubriendo con calma cada etapa de la vida de Francisco. Emocionante y fascinante. Un libro que al terminar de leerlo, el lector nunca volverá a ser el mismo.
Hoy día es algo complicado conseguir el libro.