sábado, abril 28, 2007

POSTALES DE NUNCA JAMAS: PALEO-FUTURE, el futuro que nunca será



No se por qué pero siempre me ha llamado la atención las visiones que el hombre a tenido sobre lo que será el futuro, a través del tiempo. Cuando fui a EPCOT CENTER, una de mis partes favoritas fue visitar precisamente el pabellón del futuro, donde presentaban escenografitas de cómo había sido este imaginado en diferentes épocas de nuestro pasado. Suena raro, pero el futuro ha cambiado mucho a través del tiempo. Hemos tenido futuros de una estética totalmente industrial (muy identificada con la epoca victoriana y la revolución industrial) hasta los más alocados futuros “A-Go-Go” con elementos identificativamente sesenteros.

De hecho en las películas podemos ver algo de esto. En Things To Come, la famosa película de ciencia ficción basada en la obra homónima de Wells, vamos visitando varios futuros que van desde guerras mundiales ultratecnificadas (los tanques y los aviones de la tercera guerra mundial, aunque maquetas, tienen un diseño art-deco fabuloso), pasando por una tierra devastada y post apocalíptica, hasta un futuro blanco, brillante, limpio con ropa inspirada en romanescas togas. El futuro de los 50s era algo muy parecido a lo que los Supersonicos nos muestran en sus caricaturas, mientras que el de los 70´s mostraban tendencias más minimalistas, con mucho énfasis en el espacio amplio y en el color blanco. Tienen que llegar las 80s para que seamos testigos de un futuro más tecnologizado, salpicado de cables, pantallas de computadoras, software y ambientes más oscuros y claustrofóbicos (como en Alien o Blade Runner). También es en los 80s donde una visión más salvaje del futuro toma fuerza en especial gracias a la estética de una película: Mad Max 2. De ahí en adelante estuvimos invadidos de futuros post-apocalípticos y nucleares atestados de tipos barbáricos con mala actitud.

Una visión del futuro que marcó al cine es sin duda la película Metropolis, de Fritz Lang, basada en la novela de Thea Von Harbow y filmada en 1926. Ciudad bestialmente gigantesca, Metrópolis es el Gormenhast del futuro, cuya estética será inspiradora directa de películas como Brasil, Blade Runner, Batman, Ciudad en Tinieblas y Metrópolis de Katsuhiro Otomo (basado a su vez en un comic de Tezuka inspirado, claro está, por está gran película).

Pues bien, todo este rollo es para comentarles de que pueden visitar en la red un blog muy interesante llamado PALEO-FUTURE: A look into a future that never was, página con muchísima información sobre el tema, imágenes, temas y todo lo que quieran saber sobre el futuro visto a través del tiempo. No dejen de visitar y poner este Blog entre sus favoritos. Vaya que vale la pena.

PALEO-FUTURE

Bajate gratis THINGS TO COME, la película de Cameron Menzies

2 comentarios:

Oscar González Loyo dijo...

Saludos desde ¡Ka-Boom! Estudio.

¡Muy padre tu Blog!

Lo visitaré continuamente.

Gabriel dijo...

Que bueno que te gustó. Por aqui claro que nos estamos viendo :)