martes, julio 25, 2006

¡ES UNA AVE! ¡ES UNA AVION! ¡NO, ES...!



LA CIENCIA DETRAS DE SUPERMAN

Por: Richard A Lovett
Fuente: National Geographic

Este mes se estrena en el cine Superman regresa, y el superhéroe más antiguo de los cómics cumple 68 años: más fuerte, resistente y supuestamente más ‘’súper’’ que nunca.

La mayoría de nosotros podríamos ver al Hombre de Hierro solamente como una creación fantástica. Después de todo cuenta con una visión de rayos X, salta los edificios más altos con un solo brinco, sopla vientos helados, es inmune a las balas y así la lista puede continuar. Pero mientras que la mayoría de las acciones que realiza Superman son sin duda imposible, muchos aspectos sobre el último hijo de Krypton se anclan en la ciencia real.

‘‘Los cómics plasman la ciencia de manera correcta mucho más seguido de lo que uno podría esperar’’, comenta James Kakalios, profesor de física de la Universidad de Minnesota. ‘‘Claro que los superpoderes del héroe violan las leyes de la naturaleza tal cual las entendemos, pero una vez que se admite una ‘excepción milagrosa’ lo que sigue es sorprendentemente concordante con la física’’, continua Kakalios, autor del libro The Physics of Superhéroes (La física de los superhéroes).

Fuerza sobrehumana
Como todo fanático sabe, la explicación original del poder de Superman y sus enormes saltos es la gravedad. La historia cuenta que el personaje proviene del destruido planeta de Krypton, donde la gravedad era mucho más fuerte que en la Tierra. Bajo esta teoría, Superman en nuestro planeta es como un astronauta saltando en la luna, pero aún con más energía. Lo mismo aplica para cualquier otra de sus hazañas de fuerza, explica Kakalios.

El problema más grande con esta teoría, dice Michael Dennin, profesor de física de la Universidad de California, es que también puede caminar de manera normal, en vez de ir brincando de un lado al otro como un astronauta en la luna. Otro de los problemas es que sin importar cuánto tiempo se quede en la Tierra sus poderes permanecen. La ingravidez hace que las personas utilicen sus músculos mucho menos y por eso los ‘‘astronautas se debilitan con el tiempo’’, explica Dennin.

¿Creería que un hombre puede volar?
La habilidad de Superman para volar es aún más problemática. ‘‘Se necesita una fuente que empuje y jale’’, explica Dennin, ‘‘no hay otra forma’’. ‘‘En los primeros cómics podía brincar y convertirse en un misil sin dirección’’, recuerda Kakalios. ‘’Pero ahora tiene la capacidad de cambiar la dirección a su voluntad, por lo cual ha incrementado un poder sobre la gravedad que desconcierta a los científicos’’. Con esto no se detiene la especulación de los fanáticos del ‘’Hombre del Mañana’’. Hal Sparks, actor y fanático del cómic, lo discutirá en La ciencia de Superman, un especial del canal de televisión de National Geographic que se estrenará en Estados Unidos el 29 de junio. ‘‘Esta es mi teoría: el hecho de que vuele se basa en el contenido magnético de su cuerpo junto con la polaridad de la Tierra, de esta manera se puede empujar y jalar en ella’’, declara Sparks. Por otra parte el escritor científico Mark Wolverton, otro invitado al programa, sugiere que Superman podría tener la capacidad de generar partículas subatómicas hipotéticas llamadas gravitones. ‘‘Si Superman tiene una manera de generar gravitones, yo diría entonces que esencialmente vuela utilizando las olas de gravedad que están en el ambiente inmediato’’. De manera similar, los campos magnéticos se han utilizado para levitar trenes. Y cuando un fuerte campo magnético se aplica sobre el agua del cuerpo de una rana, esta se puede elevar. Aún así, es difícil estudiar cómo Superman podría atraer suficiente fuerza del campo magnético de la Tierra. En cuanto a los gravitones, Kakalios señala que son partículas que aún no se observan, y que la repulsión seguramente requeriría de gravitones todavía más grandes. ‘‘Si vas a inventar partículas, mejor inventa de una vez que vuela’’, agregó Kakalios. ¿Se podrían explicar más fáciles los demás superpoderes de Superman?

Invencible
Quizá se ‘’supercura’’, sugiere Kakalios, quizá ‘‘es invulnerable porque sin importar lo qué lo haya lastimado sus células se regeneran inmediatamente’’, una especie de versión extrema del poder característico del personaje del cómic Wolverine.

Visión de rayos X
Estrictamente hablando, este poder requeriría que los ojos de Superman de alguna forma emitieran rayos X, los cuales penetrarían aquello que está mirando y luego rebotara hacia él. Pero los rayos X no rebotan, comenta Dennin. Aún si fuera posible, esto no explica cómo su visión le permite ‘‘pelar’’, como un escáner médico, una por una las capas que lo obstruyen.

Por esta razón Frank Frisch, profesor de biología de la Universidad Chapman, presentará una nueva teoría en The Science of Superman (La ciencia de Superman): quizá Superman no tiene en realidad una visión de rayos X, en lugar de eso puede que utilice las ondas de sonido para hacer un mapeo, parecido al sonar, que no necesita de rayos X. Es así como los doctores usan el sonido para crear las ecografías de los fetos.

Visión de rayos láser
Para derretir cosas con los rayos láser de sus ojos, Superman necesitaría ‘‘una fuente de poder muy grande’’, dice Dennin, lo cual nos lleva a la superenregía Su visión de rayos láser no es la única superhabilidad que requiere de mucho poder. Una explicación es que Superman convierte la luz de nuestro sol amarillo —el cual seguramente es mucho más intenso que el sol rojo de Krypton— en superenregía que almacena como si fuera una batería humana. Desafortunadamente, nuestra luz de sol no es tan diferente de la luz de las demás estrellas. Todd Barber, ingeniero de propulsión del Jet Propulsion Laboratory de la NASA que se encuentra en Pasadena, California, calculó la cantidad de energía que es necesaria para las hazañas de alguien como Superman. Resulta que, aún si se asume que vuela al espacio donde la luz solar es mucho más intensa, tendría que pasar mucho tiempo recargando sus baterías entre superhazañas.

Superoído
Parecería que el oído superagudo del Hombre de Hierro es uno de sus talentos más mundanos. Pero en realidad es bastante difícil de explicar, asegura Kakalios. No por ser tan agudo sino porque ha habido casos en que oye el estallido de una pistola y vuela a través de Metrópolis a tiempo para detener el movimiento a toda velocidad de la bala. El problema es que siendo la velocidad del sonido lo que es, para el momento en que el sonido llegue la bala ya habría alcanzado su objetivo.

Superaliento
Quizás un talento mucho más creíble es la habilidad de soplar fuertemente; tan fuerte que puede desviar una tormenta o congelar objetos cercanos. Asumiendo que sus superpulmones pueden comprimir drásticamente el aire, el efecto de congelamiento podría funcionar de verdad, piensa Barber. Esto se debe a que el gas se enfría al expandirse; un efecto que Superman realiza al fruncir los labios para que el aire se expulse como lo hacen los gases de combustión de un cohete.

Supervivencia en el espacio
El mismo superaliento podría ser lo que le permite sobrevivir en el espacio sin traje espacial. Para soplar de manera tan fuerte tendría que tener la capacidad de inhalar grandes cantidades de aire. Y si puede lograr eso entonces podría sostener la respiración y ‘‘sumergirse’’ en el espacio por largos periodos de tiempo.

En conclusión, para que sus poderes funcionaran Superman requeriría más de una ‘‘excepción milagrosa’’. Pero después de 68 años, probablemente se las ha ganado.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Muy interesante información.

Sólo te faltó explicar la super velocidad a la que se mueve.
La ultima explicación de los comics a su invulnerabilidad es que Superman tiene una especie de campo de fuerza que lo protege.
Su capa queda por fuera del campo y por lo tanto se le rompe a cada rato.

Y otra cosa : Superman es el "Hombre de Acero"; El Hombre de Hierro (Ironman) es un personaje de Marvel comics.

TOMCODY75 dijo...

¿ Y como explicas la SUPER VENTRILOQUIA, el SUPERBESO (ver "Superman II") y la capacidad de que nadie se de cuenta que Clark Kent es Superman con Lentes?

HAHAHAHAHA!

Saludos..!

La ninfa de la torre de cristal dijo...

Mmm, me gustó la nueva versión cinematográfica. El chico tenía el mismo aire patético del Clark Kent de toda la vida (no es un insulto, es un hecho...)

:)