viernes, junio 24, 2005

CALDITO DE CÁTARO PARA EL ALMA

Image hosted by Photobucket.com

No están ustedes para saberlo, ni yo para contárselos, pero si son de esos a los que les apasiona la moda de los misterios históricos estilo ¿Quién se robó mi Santo Grial? y uno de los tantos “secreto mejor guardado de la Iglesia Católica”: La Boda secreta entre la Virgen y Maria Magdalena, he de avisarles que llega a los kioscos de revistas una serie de novelas que siguen esta línea temática. Templarios, Cataros, nazis místicos, Rozacrusianos, Prioratos de Sión, Iluminatus, Abadías, arte renacentista lúdico, ajedreces esotéricos, catedrales chatristas y toda esta parafernalia desfilará enfrente de sus narices en esta colección.

Después del libro-fenómeno de Dan Brawn, media humanidad esta convencida de que debe haber algún código oculto en el papel de baño de Leonardo Da Vinci y que la tumba de la descendencia de Jesucristo de seguro se encuentra situada en algún lugar dentro de Disneylandia ( ¿Sabían ustedes que el Mickey Mouse era Masón? Apuesto que no. Espérense pues a mi próxima novela: Miguel, el Ratón Templario) así que aprovechando el empuje, las editoriales han inundado las librerías de novelas de enigmas históricos.

Debo de confesar que cuando leí EL CODIGO DA PINCHE no me pareció para nada el libro que modificaría para siempre mi forma de ver la religión. De hecho se me hizo aburrido y blandengue: la típica receta del coctail Bestsellero desde La Palabra, de Irving Wallace. Digo, es un libro donde puedes adivinar desde la mitad quien es el malo y quien el malo-malo. En la novela, la pareja protagonista perseguida de cerca por aquel asesino albino enviado por Opus Dei para acabar con nuestros amigos (¡Un albino! De seguro lo enviaron por su capacidad de pasar desapercibido) no hace mas que correr- huir-correr-huir. Muchos de los datos que como buena info-novela te son inyectados desde el principio de la historia no tienen ninguna utilidad práctica en el desarrollo de la trama…y después está eso de que cualquiera entra en el museo del Louvre como Antonio por su casa…no, sencillamente no. Indudablemente, merecía ser llevada a Hollywood donde gente con una sensibilidad especial, mucho más aguda y fina que la mía, la adaptarían para las masas.

La colección que menciono al principio es MISTERIOS Y ENIGMAS DE LA HISTORIA, que la verdad sea dicha, tienen algunas novelas que suenan interesantes y cuyos autores, según dicta la ficha técnica, tienen la capacidad de ofrecernos algo de mayor calidad de lo que podríamos leer en el Código Da Vinci. El primer libro de la colección es EL ÚLTIMO MEROVINGIO de Jim Hougan, cuya idea temática es muy pero muy parecida a la de la novela de Brawn. Pero no se engañen. Esta novela fue primero… Y hay otra de un escritor español que aún fue anterior a esta (no sale en la colección). No hay nada nuevo bajo el sol.

La segunda es EL SEÑOR DE LOS CÁTAROS de Hanny Alders, que gustoso adquiriré. Los Cátaros eran una comunidad considerada herética por la Iglesia católica entre los años 1100 y 1200. Su sistema de creencias, según lo que se sabe, resultaban un problema porque política y filosóficamente consideraba a las mujeres como iguales, aparte de apoyar las artes y las ciencias, lo que les permitió un crecimiento económico incomparable. Realmente el asunto es más complejo, pero esta novela da inicio cuando se decide crear una cruzada contra los cataros bajo el pretexto de herejía. Esta de más decir que todos fueron exterminados. Se supone que locos por ahí se autonombran Neo-cátaros o alguna estupidez así y dicen que son lo que quedó de aquella comunidad.

Si, como no.

Las otras novelas de la serie serán: El Ocho de Catherine Velis, sobre un misterio que envuelve a un antiguo ajedrez que perteneció a Carlomagno; Las Puertas Templarias de Javier Sierra donde un rastreo con satélite descubre un secreto oculto en las catedrales góticas; Las Mascaras de Florencia de Rosa Planas, donde una misteriosa pieza de anticuario provoca los asesinatos de la gente que la adquiere; Ex libris de Ross King, donde la búsqueda de un texto hermético desata una persecución de espías, contrabandistas y falsificadores; El Último Templario de Edward Burman, sobre la investigación de un noble para descubrir el plan templario de crear una Nueva Jerusalén; El Señor del Caos de Jonathan Rabb, sobre un plan medieval para obtener la supremacía mundial; La Revelación de los Templarios de Picknett y Prince, donde una pista de Leonardo Da Vinci nos lleva a descubrir una religión secreta; y finalmente Qumrán, de Eliette Abécasiss, sobre los famosos pergaminos encontrados en el mar muerto que recogen otros evangelios sobre la misión de Jesucristo.

Misterios Y Enigmas de la Historia

Colección de novelas de Planeta DeAgostini

El Último Merovingio. por Jim Hougan

Esta novela es el primer número de la colección y vale la pena, 1. porque vale solo $59.00 pesos. 2. La edición es muy bonita y atractiva y 3. Hasta ahorita lo que he leído esta interesante, pues… De seguro los siguientes tomos aparecerán primero al precio de $89.00 pesos y posteriormente a $110.00

3 comentarios:

Julia dijo...

Visto que recomiendas novelas que combinan historia con intriga, con pasión, con saltos temporales... sumo un libro a tu propuesta, se titula, "El retorno Cátaro" y está escrito por Jorge Molist. Además de estar muy bien escrito y ser muy ágil, los datos que menciona y la parte histórica es real y fundada lo cual es importante en libros de este tipo... aqui dejo mi recomendación, ya me contaréis qué tal...

Gabriel dijo...

Ah esta muy interesante...
Vamos a ver que tal está...lo buscaré en librerias. De hecho el tema cataro me parece muy interesante...
Gracias

Alos dijo...

Hola! Llegue aquí por un comentario de Laura en algún otro blog donde hablaron sobre el mismo tema.

A mi si me han gustado los libros de Dan Brown. "Fortaleza Digital" y "Angeles y demonios" son lecturas fáciles de tomar. Son ágiles y muy estiladas como películas de acción. Si bien no tienen gran "contenido literario" cumple su objetivo que a fin de cuentas creo que es el que todos los escritores: hacer que sus libros se lean, vender mucho.

Sobre el hecho de que El Código Da Vinci cambiara o no tu perspectiva de la religión me parece que es una meta totalmente fuera de contexto. Si bien la gente de marketing lo promocionó como un libro que cambiaría el mundo y todo eso, creo que hay que recordar que es una novela, no un documental.

Saludos!